Rutina nocturna para la salud de tu rostro

Los expertos afirman que conlleva exactamente 21 días adquirir un nuevo hábito. Por tanto no es un mal negocio estar pendiente de realizar una tarea este tiempo si después conseguimos hacerlo de forma mecánica, y más siendo la parte que más mostramos de nuestro cuerpo.

Foto: mejorconsalud.com

Foto: mejorconsalud.com

Un rostro cuidado hace ver al mundo que nos cuidamos, que estamos sanos y que nos importa nuestra imagen y nuestra salud. Toda persona tiene sus rutinas de aseo, pero unos pequeños detalles harán que tu atractivo crezca exponencialmente. El mejor momento del día es antes de irnos a la cama, de manera que no quede suciedad y la cara se recupere durante la noche. Desde Vital Club te damos unos pequeños consejos para causar buena impresión en tus interacciones sociales:

  • En primer lugar, debes retirar tu maquillaje por completo para evitar que los poros queden tapados o se dilaten, lo que conduce a una mayor aparición de esos odiados puntos negros o granos indeseados. No importa si usas mucha o poca cantidad, pero debes retirarlo de tu rostro.
  • Después, debes lavarte la cara con agua o aplicando un gel especial, no el clásico de manos porque reseca la piel. Sécala bien con una toalla pero sin realizar mucha fuerza para que no se irrite.
  • Posteriormente aplicaremos un tónico facial con algodón, poniendo especial atención a la zona T de nuestro rostro si tienes la piel grasa. También es de mucha utilidad el empleo de una exfoliante una o dos veces por semana, masajeando con movimientos circulares los gránulos del producto para dejar el cutis lo más suave posible.
  • Para concluir, aplicamos una crema hidratante que se ajuste a nuestro tipo de piel, lo que aportará frescor y vida a la cara. Por la noche, la reparación de células y la hidratación que hemos dado a nuestro semblante hará que nos levantamos con un apariencia radiante. Como consejo extra, es adecuado realizar los movimientos de forma circular y concluir tirando de la piel hacia nuestras sienes, lo que retrasa la aparición de arrugas.

Esta rutina tan sencilla nos llevará menos de 10 minutos y poco a poco nos preparará para el descanso, ya que al hacerla le estaremos diciendo a nuestro cuerpo que es el momento de dormir. Estos hábitos se complementan lógicamente con el lavado de dientes propio de la última hora del día, lo que unido a una vida saludable hará que tengamos un rostro de 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *